Mitos y Leyendas

¿Se trata de un mito o de una leyenda?

La creación del mundo según la cultura china

En los inicios del mundo, el Sol y la Tierra eran solamente uno. El caos lo inundaba todo, no había diferencia entre ying y yang. El universo era un enorme huevo negro, y en su interior estaba Pangu, un ser parecido a un humano que tenía prominentes colmillos inferiores, cuernos y el cuerpo lleno de vello. Después de vivir durante muchos siglos dentro del huevo, se despertó de su largo sueño, empuñó un hacha y la usó para abrir el huevo. En ese momento la luz, que era el ying, ascendió y formó los cielos. Mientras, la materia o el yang, permaneció debajo para formar la tierra. Pangu permaneció entre los cielos y la tierra, impidiendo de esta forma que el ying y el yang se volvieran a unir. Al morir, su aliento se transformó en el viento; su voz en el trueno; sus ojos, el sol y la luna. Su cuerpo dio origen a cinco grandes montañas y de su sangre se formó el agua. Sus venas, largos caminos; su piel, las flores y los árboles; su sudor fluyó como la lluvia y el rocío. Las pulgas que poblaban su cuerpo, llevadas por el viento, se convirtieron en los seres humanos.

El monstruo del lago Ness

El monstruo del lago Ness, familiarmente llamado Nessie, es el nombre de una criatura que se dice que habita en el lago Ness, un profundo lago de agua dulce (conocido en Escocia como loch Ness). Los rumores de un presunto gran animal o monstruo que mora en el lago han circulado durante siglos desde hace 1.500 años. En 1934 el cirujano R. K. Wilson tomó una fotografía que parecía mostrar a una enorme criatura de cuello largo que se asomaba en el agua.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Narrativa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.