Degustación literaria: Los textos prescriptivos

A lo largo de la Historia de la Literatura, numerosos autores han utilizado la comida para “sazonar” sus obras. Moby Dick no se recuerda igual sin el olor de la sopa de almeja de Massachusetts, Fortunata y Jacinta sin sus legumbres o Don Quijote de la Mancha sin los duelos y quebrantos.

Las recetas de cocina son textos prescriptivos, ya que recogen instrucciones para que el receptor lleve a cabo una tarea.

LOS TEXTOS PRESCRIPTIVOS

 Los textos prescriptivos son aquellos cuyo mensaje se emite con el fin de regular o guiar el comportamiento del receptor en una situación determinada. Se pueden clasificar en:

  • Textos normativos: recogen órdenes o normas en las que el emisor pretende regular el comportamiento del receptor, como las reglas de juego, las normas de circulación…
    • Ejemplo: No pisar el césped.
  • Los textos instructivos: recogen instrucciones para que el receptor lleve a cabo una tarea, como las recetas de cocina, los manuales de instrucciones…
    • Ejemplo: El método de estudio.

 Estos textos, para ser eficaces y conseguir su finalidad, deben estar escritos con un lenguaje muy claro, preciso y sencillo: Uso de formas verbales en imperativo, en infinitivo, presencia de construcciones con se.

Ejemplos:

  • Haz un guión. (Imperativo)
  • Romper en caso de incendio. (Infinitivo)
  • En primer lugar, se pelan las patatas. (Construcción con se)

 

ELABORACIÓN DE UN TEXTO PRESCRIPTIVO

Puede que conozcas los pasos para desarrollar una determinada actividad y, sin embargo, tengas dificultades para expresarlos por escrito. A continuación tienes una serie de pautas para realizar antes y durante la elaboración de un texto prescriptivo.

  • Antes de escribir:
    • Haz un guión y repasa mentalmente todos los pasos del desarrollo del proceso de dicha actividad.
    • Organiza los pasos de manera secuenciada.

     

  • Cuando estás escribiendo:
    • Organiza el escrito en apartados y, si es necesario, encabezados por un título que identifique su contenido.
    • Numera cada uno de los pasos a seguir.
    • Respeta, en la redacción, el orden cronológico de los pasos en los que se desarrolla el proceso.
    • Utiliza el infinitivo, el imperativo, o se + verbo en 3ª persona.
    • Recurre al uso de conectores: “Para empezar”, “En primer lugar”, “En segundo lugar”, “Finalmente”…
    • Emplea vocabulario adecuado al tema sobre el que instruyes.
    • Utiliza oraciones claras y sencillas.

DEGUSTACIÓN LITERARIA

A continuación se proponen varias obras literarias en las que aparece alguna receta culinaria. Vuestro trabajo consiste en:

  1. Buscar información sobre la obra: Fecha de publicación y autor.
  2. Buscar información sobre el autor: Breve biografía.
  3. Buscar la receta de cocina que aparece en la obra.
  4. Redactar correctamente la receta (teniendo en cuenta las pautas de elaboración de los textos prescriptivos).

 

MENÚ LITERARIO       

El Señor de los Anillos, J.R.R. TolKien: Pan de Lembas.

El medallón perdido, Ana Alcolea: Jarabe de rosas.

Tomates verdes fritos, Fannie Lagg: Tomates verdes fritos.

Como agua para chocolate, Laura Esquivel: Torrejas de natas.

Don Quijote de La Mancha, Miguel de Cervantes: Duelos y Quebrantos.

 

El Señor de los Anillos, J.R.R. Tolkien

El Señor de los AnillosPAN DE LEMBAS

Lembas es el nombre que recibe un alimento ficticio de El Señor de los Anillos, un pan que recupera las fuerzas de aquel que lo toma. Sin embargo, su elaboración era conocida por unas pocas elfas, Lamentablemente, J.R.R. Tolkien no nos dejó la receta.

“A la mañana, mientras comenzaban a embalar las pocas cosas que les quedaban, unos elfos que hablaban la lengua de la Compañía vinieron a traerles regalos de comida y ropa para el viaje. La comida consistía principalmente en galletas, preparadas con una harina que estaba un poco tostada por afuera y que por dentro tenía un color de crema. Gimli tomó una de las galletas y la miró con ojos dudosos. -Cram -dijo a media voz mientras mordisqueaba una punta quebradiza. La expresión del Enano cambió rápidamente y se comió todo el resto de la galleta saboreándola con delectación. -¡Basta, basta! -gritaron los Elfos riendo-. Has comido suficiente para toda una jornada. -Pensé que era sólo una especie de cram, como los que preparan los Hombres de Valle para viajar por el desierto -dijo el enano. -Así es -respondieron los Elfos-. Pero nosotros lo llamamos lembas o pan del camino y es más fortificante que cualquier comida preparada por los hombres y es más agradable que el cram, desde cualquier punto de vista.”

 Ingredientes (12 lembas):

220g de harina, 110g de maicena, 1 huevo, 1 cucharadita de levadura en polvo, 120ml de leche, 60ml de nata, 30ml de miel, 40g de azúcar, 1 cucharadita de sal, 90g de mantequilla, canela, ralladura de naranja y limón.

Preparación:

  1. En un bol mezclamos  la harina, la levadura y la maizena con la mantequilla hasta que quede una textura similar al pan rallado.
  2. Agregamos el azúcar, las ralladuras, canela, miel y nata y se sigue mezclando.
    En un plato aparte, se bate el huevo y se mezcla con la leche. Se añade el huevo con la leche sin parar de remover, junto con el resto de ingredientes, mezclando continuamente.
  3. Cuando la masa se empiece a despegar de las paredes del bol, pasarla a una mesa enharinada y seguir amasando. Si vemos que la mezcla sigue pringosa o con poca consistencia, hay que añadir harina, hasta que no se pegue en las manos. En una superficie enharinada, se amasa muy bien la mezcla, hasta que tenga la forma de una bola perfectamente definida, sin que se queden trozos de masa pegados a la mesa o a la mano.
  4. Se aplasta hasta que tenga un espesor entre medio y un centímetro. Se cortan las Lembas y se colocan en una bandeja de horno,  se pintan por encima con huevo y leche.
  5. Se hornean en el horno precalentado a 180ºC durante 15 minutos. Se retiran del horno y tras dejarlas enfriar ligeramente se cubren con una fina capa de miel, que potenciará el sabor.

 

El medallón perdido, Ana Alcolea

El medallón perdido es una novela de Ana Alcolea Serrano publicada en 2004.

El medallón perdido

Ana Alcolea Serrano nació en Zaragoza, en 1962. Es licenciada en Filología Hispánica y diplomada en Filología Inglesa. Desde 1986, es profesora de Secundaria.
Ha vivido en Teruel, Cantabria, Alcalá de Henares y pasa largas temporadas en Noruega. Le gusta viajar y siempre lo hace con un cuaderno en el que toma notas y apuntes que luego recrea en sus novelas.

Su obra es de Literatura infantil – juvenil. Fiel a su profesión, pronuncia frecuentes charlas en colegios e institutos, y publica artículos didácticos sobre Lengua y Literatura. Algunas de sus obras son: Donde aprenden a volar las gaviotas, El retrato de Carlota, El medallón perdido y Cuentos de la abuela Amelia.

JARABE DE ROSAS

Ingredientes:

125 ml. de agua, 75 gr. de pétalos de rosas y 200 gr. de azúcar.

Preparación:

  1. En un cazo ponemos el agua y el azúcar. Removemos para que se disuelva.
  2. Ponemos el cazo con el agua y el azúcar al fuego, y dejamos que cueza durante unos 10 o 15 minutos.
  3. Retiramos el cazo del fuego y echamos sobre el almíbar los pétalos de las rosas.
  4. Tapamos el cazo y lo dejamos en reposo durante unas 12 horas.
  5. Volcamos el jarabe de rosas en un tarro, mientras lo vamos colando, escurriendo también los pélalos para aprovecharlo al máximo.jarabe-de-rosas

Tomates verdes fritos, Fannie Flagg

Tomates verdes fritosTomates verdes fritos en el Café de Whistle Stop es una novela de Fannie Lagg, publicada en el año 1987 y que fue llevada al cine en 1991.

Fannie Flagg nació en Birmingham, Alabama, el 21 de septiembre de 1944. Empezó a escribir y producir programas de televisión a los diecinueve años, destacando como actriz y escritora de televisión, cine y teatro. Sus novelas han figurado en la lista de libros más vendidos del New York Times.

TOMATES VERDES FRITOS

Ingredientes:

Un tomate de ensalada mediano por persona, aceite de freír bacon, pimienta, sal, harina de maíz.

Preparación: La receta original aparece al final del libro, por lo que la reproducimos textualmente.

Corte el tomate a rodajas de 1 cm, aderece con sal y pimienta y rebócelo con la harina de maíz. En una sartén grande de hierro, caliente suficiente aceite de freír bacon para cubrir el fondo, y fría los tomates hasta que estén ligeramente dorados por ambos lados. La cosa tiene tomate… ¡y sabe a gloria!

  1. Corte el tomate a rodajas de 1 cm.
  2. Aderece con sal y pimienta y rebócelo con la harina de maíz.
  3. En una sartén grande de hierro, caliente suficiente aceite de freír bacon para cubrir el fondo.
  4. Fría los tomates hasta que estén ligeramente dorados por ambos lados.

 

Como agua para chocolate, Laura Esquivel

Como agua para chocolate es una novela de Laura Esquivel, publicada en 1989, que trata de la vida de una mujer, sus amoríos y la relación con su familia, relacionado con la importancia de la cocina y las recetas típicas mexicanas de la época en que está ambientada. Fue llevada al cine por su esposo, Alfonso Arau, en 1992.

 Como_agua_para_chocolate

TORREJAS DE NATAS

Ingredientes:

Una taza de nata, 6 huevos, canela, almíbar.

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos una fuente de horno poco profunda, untada de mantequilla y la cubrimos con papel de pastelería.
  2. Se baten 6 yemas con 100 gr de azúcar glas hasta obtener una mezcla consistente a la que se añaden 80 gr. de harina tamizada sin dejar de remover hasta hacer una pasta.
  3. Se hierve medio litro de crema de leche y removiendo se añade a la mezcla de yemas, azúcar y harina. Esta pasta se vierte en la fuente de horno, de manera que tenga un centímetro de altura, aproximadamente.
  4. Se mete en el horno y se cuece algo más de media hora hasta que quede bien firme y luego se enfría y se lleva al frigorífico durante otra hora más.
  5. Finalmente se corta la pasta en dados, éstos se sumergen en claras batidas y se fríen en abundante aceite a 180ºC hasta que queden bien doradas, dejándolas enfriar en papel absorbente.

    Por otra parte hacemos un almíbar poniendo a cocer 800 cc. de agua en una cazuela grande y añadiendo 100 gr de azúcar a fuego muy bajo y disolviéndola bien. Se sube el fuego y se lleva a hervir hasta que adquiera un color tostado oscuro. Se quita del fuego y sin dejar de batir se añade medio litro de crema de leche, un buen trozo de piel de naranja, ½ cucharadita de granos de anís y un clavo. Se vuelve a poner al fuego para que hierva a fuego lento unos minutos y se cuela. Las TORREJAS se ponen en una fuente y se vierte por encima el almíbar y se espolvorea ligeramente de canela.

 

Don Quijote de La Mancha, Miguel de Cervantes

“Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda”. (Quijote, Rico, 36).

don-quijote

 Duelos y Quebrantos

Ingredientes:

2 huevos, 1/2 chorizo de sarta, 150 g jamón serrano, 150 g tocineta o tocino, 1 cebolla, 2 sesos de cordero (opcional), 1 ajo.

Preparación:

  1. Cortamos la cebolla en plumas y el ajo en rodajitas, lo pochamos.
  2. Añadimos al pochado el jamón, el chorizo y la tocineta o tocino, todo en daditos, y rehogamos el conjunto unos minutos.
  3. Batimos unos huevos que echamos por encima del sofrito, y le damos unas vueltas mientras se cuajan.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentario de texto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.