Y no quedó ninguno (Diez negritos). Guía de lectura

Diez negritos

La prolífica autora Agatha Christie (80 novelas y 14 piezas teatrales) escribió Diez negritos durante la Segunda Guerra Mundial, mientras trabajaba en un hospital. Y no quedó ninguno (“Then There Were None”), como se ha titulado en otras ediciones, se llamó originalmente Diez negritos (“Ten Little Niggers”), pero el título ha sufrido varios cambios en las épocas de mayor sensibilidad o corrección política (en Estados Unidos llegaría a cambiarse a los negritos del título por inditos).

Los negritos del título hacen referencia a una cancioncilla infantil no exenta de crueldad, en cuyo patrón de desaparición se inspira el orden —y la forma— de las muertes en la isla:

Diez negritos se fueron a cenar.
Uno de ellos se asfixió y quedaron
Nueve.
Nueve negritos trasnocharon mucho.
Uno de ellos no se pudo despertar y quedaron
Ocho.
Ocho negritos viajaron por el Devon.
Uno de ellos se escapó y quedaron
Siete.
Siete negritos cortaron leña con un hacha.
Uno se cortó en dos y quedaron
Seis.
Seis negritos jugaron con una avispa.
A uno de ellos le picó y quedaron
Cinco.
Cinco negritos estudiaron derecho.
Uno de ellos se doctoró y quedaron
Cuatro.
Cuatro negritos fueron a nadar.
Uno de ellos se ahogó y quedaron
Tres.
Tres negritos se pasearon por el zoológico.
Un oso les atacó y quedaron
Dos.
Dos negritos se sentaron a tomar el sol.
Uno de ellos se quemó y quedó nada más que
Uno.
Un negrito se encontraba solo.
Y se ahorcó y no quedó…
¡Ninguno!

La obra ha sido adaptada al cine nueve veces (incluyendo una versión rusa y una versión india) y al mundo de los videojuegos.

MISTERIO DENTRO Y FUERA DE LA NOVELA

El episodio más famoso y emblemático de la vida de Agatha Christie fue su propia desaparición. Se trata de un misterioso suceso que bien podría haberse incluido en alguna de sus novelas y sobre el que curiosamente Agatha Christie no habló en su autobiografía.

¿Qué sucedió exactamente para que nadie tuviera noticias de la autora durante cerca de dos semanas?
Llevaba Agatha Christie casada 12 años con el coronel Archibald Christie, aficionado a los viajes y al golf. Tras la muerte de la madre de Agatha, fue a la casa familiar a poner orden, mientras su marido, egoístamente, fue a vivir a su club de Londres. Archibald solo apareció, unos meses después, para decir que se había enamorado de una tal Nancy Neele, una señorita con la que jugaba al golf, y que se quería separar.

Agatha desapareció la noche del 3 de diciembre de 1926. Salió en coche de su casa en Styles (condado de Berkshire, al oeste de Londres), no sin antes subir al piso superior para darle un beso a su hija, Rosalind. Su automóvil fue encontrado después abandonado en una cantera cerca de Guilford, al sur de la capital británica, pero sin rastro de la novelista.

¿Dónde estaba la que por entonces ya era una escritora famosa?

La inexplicable desaparición causó profunda inquietud al Gobierno británico, movilizó a la Policía, ocupó primeras páginas en los periódicos más importantes del país y sumió en la perplejidad a sus familiares, amigos y lectores.
Unos dijeron que había muerto (o que había sido asesinada), otros que se había escapado con un hombre, muchos pensaron que se trataba de una maniobra publicitaria o de una extravagante broma de la escritora, que intentaba demostrar así la viabilidad de alguna de sus tramas novelísticas: cómo desaparecer sin dejar huella. Hasta el célebre novelista Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes, intentó ayudar en las pesquisas, aunque sin éxito.
Tras once días sin conocerse su paradero, Agatha Christie fue encontrada finalmente en un hotel balneario de lujo de la ciudad de Harrogate (norte de Inglaterra), sola y haciéndose llamar Teresa Neele (el mismo apellido que la amante de su marido).
La escritora había perdido por completo la memoria; llevaba diez días instalada en ese hotel, tomando los baños, jugando a las cartas con los otros huéspedes y comentando con ellos el extraño caso de la escritora desaparecida. Incluso, preocupada al ver que no recibía ninguna correspondencia, insertó un anuncio en el diario “The Times”:

«Amigos y parientes de Theresa Neele, pónganse en contacto con ella. Hydropathic Hotel, Harrogate». Naturalmente, no recibió ninguna respuesta.

Recientemente, el médico y escritor británico Andrew Norman, que publicó una biografía sobre la autora inglesa, ha investigado el caso y cree haber resuelto el misterio: Christie sufrió un padecimiento amnésico denominado “estado de fuga”. Se trata de un raro trance amnésico generado por un trauma o una depresión.
En fin, como no podía ser de otro modo, el misterio planea sobre un episodio de la vida de la autora que tan magistralmente sabía llevarnos a la duda y la intriga en sus novelas aunque, a diferencia de la vida real, en estas siempre se encuentra una explicación lógica a lo sucedido.

(Fuente: Club de lectura Monserrat Roig)

Esta ha sido nuestra primera toma de contacto con la obra y su autora. Ahora, nos toca ponernos a trabajar en nuestro proyecto sobre el libro.

INTRODUCCIÓN AL PROYECTO

 Vamos a realizar la lectura de Diez negritos (Y no quedó ninguno) de Agatha Christie. Para ello, vamos a realizar un trabajo colaborativo y cooperativo mediante una “paleta de inteligencias múltiples”

La teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner propone que el ser humano requiere del desarrollo de varios tipos de inteligencia. Así pues, la inteligencia no es vista como algo unitario, sino como un conjunto de capacidades que se pueden potenciar de una manera o de otra, dependiendo del medio ambiente, nuestras experiencias, la educación recibida, etc.

 

Inteligencias múltiples: Tipos de inteligencia

 Inteligencia lingüístico-verbal

El ser humano posee la facultad del lenguaje, es universal, y su desarrollo en los niños es similar en todas las culturas. Pero la inteligencia lingüística no solo hace referencia a la habilidad para la comunicación oral, sino a otras formas de comunicación como la escritura, la gestualidad, etc.

Inteligencia lógico-matemática

Se vincula a la capacidad para el razonamiento lógico y la resolución de problemas matemáticos.

Inteligencia espacial

La habilidad para poder observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas está relacionada con este tipo de inteligencia. Las personas que destacan en este tipo de inteligencia suelen tener capacidades que les permiten idear imágenes mentales, dibujar y detectar detalles, además de un sentido personal por la estética.

Inteligencia musical

La música es un arte universal, ya que todas las culturas tienen algún tipo de música, más o menos elaborada. Algunas zonas del cerebro ejecutan funciones vinculadas con la interpretación y composición de música.

Inteligencia corporal y cinestésica

Las habilidades corporales y motrices que se requieren para manejar herramientas o para expresar ciertas emociones representan un aspecto esencial en el desarrollo de todas las culturas de la historia.

La habilidad para usar herramientas es considerada inteligencia corporal cinestésica. Por otra parte, hay una serie de capacidades más intuitivas, como el uso de la inteligencia corporal para expresar sentimientos mediante el cuerpo.

Inteligencia intrapersonal

La inteligencia intrapersonal nos faculta para comprender y controlar el ámbito interno de uno mismo.

Las personas que destacan en la inteligencia intrapersonal son capaces de acceder a sus sentimientos y emociones y reflexionar sobre éstos. Esta inteligencia también les permite ahondar en su introspección y entender las razones por las cuales uno es de la manera que es.

Inteligencia interpersonal

La inteligencia interpersonal nos permite advertir cosas de las otras personas más allá de lo que nuestros sentidos logran captar. Se trata de una inteligencia que permite interpretar las palabras o gestos, o los objetivos y metas de cada discurso.

Inteligencia naturalista

La inteligencia naturalista permite detectar, diferenciar y categorizar los aspectos vinculados a la naturaleza, como por ejemplo las especies animales y vegetales o fenómenos relacionados con el clima, la geografía o los fenómenos de la naturaleza.

Esta clase de inteligencia fue añadida posteriormente al estudio original sobre las Inteligencias Múltiples de Gardner, concretamente en el año 1995. Gardner consideró necesario incluir esta categoría por tratarse de una de las inteligencias esenciales para la supervivencia del ser humano (o cualquier otra especie) y que ha redundado en la evolución.

Fuente: Psicología y Mente

 

NUESTRO OBJETIVO-NUESTRA PALETA

Desarrollar un pensamiento reflexivo y crítico para desarrollar estrategias que nos permitan aprender por nosotros mismos, mediante el trabajo colaborativo llevado a cabo con una paleta de inteligencias múltiples.

paleta im

Aquí puedes ver un ejemplo. Esta paleta tiene como finalidad trabajar el tema del sistema digestivo:

paleta-de-inteligencias-multiples-la-digestion

Vamos a crear nuestra propia paleta

paleta inteligencias

En el centro de la paleta definimos nuestro OBJETIVO: Lectura comprensiva de la obra Diez negritos (Y no quedó ninguno).

ACTIVIDADES:

  • Inteligenca musical: Audición de la cancioncilla infantil a la que hace referencia el título de la obra. Realizad una versión de dicha canción (un rap, por ejemplo) ygrabadla en un archivo de audio o vídeo.
  • Inteligencia corporal y cinestésica: Representación de la canción de Diez negritos mediante esculturas corporales.
  • Inteligencia interpersonal: Tras leer el primer capítulo de la obra debatiremos, primero en grupo cooperativo y posteriormente en gran grupo, qué esperamos de esta novela.
  • Inteligencia intrpersonal: Lectura individual y comprensiva de la novela.
  • Inteligencia lingüístico-verbal: Elaboración de un glosario con diez palabras que no se hayan entendido.
  • Inteligencia lógico-matemática: Anális de la estructura de la obra.
     

    Estructura interna: Planteamiento, nudo y desenlace. Determinad los capítulos que abarca cada una de estas partes.

    Estructura externa: Número de capítulos, prólogo, epílogo…

  • Inteligencia espacial: Elaboración de un collage o un mural a partir de imágenes relacionadas con la obra.
  • Inteligencia naturalista:
Anuncios